Select Language
 “ ... GESÙ VI BENEDICA E VI FACCIA SANTE ... ”
 Home Esp » Nuestra Identidad » Nuestra Espriritualidad 
Nuestra Espriritualidad   versione testuale
 





Nascidas en la Iglesia para amar al Señor Dios, Sumo Bien, y para ofrecer una esperanza y una respuesta a las pobrezas y a los sufrimientos más profundos de los hermanos. Entroncadas en la gran Familia Franciscana Capuchina, estamos llamadas a conformarnos con Cristo pobre, humilde, crucificado y resucitado .Vivificadas por este espíritu queremos ser en la Iglesia signo creíble de un evangelio vivido a la letra.
 
El espíritu de pobreza y humildad de San Francisco y Clara de Asís está profundamente impreso en el corazón del Instituto y tras sus huellas buscamos hacernos pobres eligiendo el último lugar en simplicidad y minoridad, siendo este un camino privilegiado para la evangelización.
 
La Eucaristía es el corazón de nuestra familia religiosa y unidas a Jesús presente en el Santísimo Sacramento aprendemos a encarnar el misterio pascual de muerte y resurrección. Encontramos en El: alimento, fuerza y junto con este pan de Vida compartimos nuestras vidas con los hermanos.
 
Desde sus origines nuestra Comunidad, fiel a la escucha atenta de la Palabra de Dios y de la realidad supo discernir la voluntad de Dios en los acontecimientos de la Historia. También nosotras confrontamos con la Palabra y con la realidad para vivir en constante disponibilidad hacia los hermanos, dando respuestas concretas en la asistencia a los enfermos, en la educación cristiana de niños y jóvenes, en el campo de la promoción humana, y en las misiones ad gentes.
 
Confiamos en la Providencia divina    que provee con amor a nuestras necesidades, nos ofrece un amplio campo para hacer el bien a los hermanos y nos sostiene en las dificultades. La atención constante a las necesidades espirituales y materiales de los pobres nos compromete a vivir como una verdadera familia en el Señor, amándonos como verdaderas hermanas y custodiándonos en la gracia de un solo corazón.